COMO HACER TU PROPIO ZAPATO PASO POR PASO

COMO HACER TU PROPIO ZAPATO PASO POR PASO

Como hacer tu propio zapato paso a paso en tu casa

En este post te vamos a decir, paso por paso,  todo lo que necesitas saber para hacerte tus propios zapatos artesanos en tu casa de forma sencilla. 

Muchos de nuestros clientes, cuando vienen a nuestra zapatería, siempre nos han manifestado sus dudas y preguntas sobre todo lo que rodea el mundo del calzado: ¿Qué es el charol?¿Cómo consiguen unir las piezas del zapato? ¿Cuál es la mejor forma de limpiar la piel? Etc. Pero la pregunta que más nos hacen es … ¿Cómo se fabrica un zapato?. En este post te vamos a dar una serie de pasos y consejos para que, en tu casa, te entretengas y logres hacerte unos zapatos, por muy rudimentarios que sean.

Elección de los materiales y del diseño

Lo primero que debes preguntarte es qué tipo de calzado quieres fabricar. Existen multitud de tipos: blucher, sandalias, botas, botines, mocasines, manoletinas, etc. Nuestro consejo es que elijas algo fácil y básico para empezar, como sería un zapato de punta redonda con cordones. Puedes encontrar patrones de diseño en internet fácilmente, o puedes utilizar un zapato viejo que ya no utilices y despiezarlo con un escalpelo.

La lista de materiales es la siguiente: 

Una lámina de piel animal (vacuno) o de polipiel (son más económicas). 

Una máquina de coser (la de tu abuela, madre, vecina, etc).

Un par de plantillas.

Respecto a la suela, te recomendamos que reutilices la de cualquier zapato que ya no uses.

Un par de cordones.

Como puedes hacer la horma de zapatos en tu casa

Por definición, una horma es un molde con que se fabrica o se da forma a una cosa. La horma es el molde de relleno a partir del cual utilizaremos como guía para trabajar. Sería como el maniquí de confección para un modista. 

Para hacer un molde de tu propio pie necesitas una caja repleta con gel de alginato. No te preocupes porque este gel ni es tóxico ni es perjudicial para la salud. Una vez llena, introduces tus pies (primero uno y luego el otro) hasta la altura del tobillo. Debe estar unos 20-25 minutos sin mover el pie, y una vez transcurrido el tiempo tienes que ir retirándolo poco a poco. 

El siguiente paso es verter el material de moldeado dentro del molde. Deberás dejarlo 24h para que se seque. Después tendrás que retirar la horma y cubrirla con cinta adhesiva. Planifica el diseño en la misma horma. Antes de que empieces a unir las piezas te va a ser útil proyectar en la horma la apariencia que vas a querer que tenga el zapato. Esto es interesante a la hora de decidir dónde irá cada costura.

Fase de montado del zapato

Ésta es la fase más complicada y laboriosa del proceso ya que tienes que trabajar con el cuero, que es sumamente fuerte y resistente.

Deberás utilizar el patrón que elegiste en tu diseño para cortar el cuero. Secciona cada parte con un bisturí bien afilado, con cuidado de no cortarte, y una regla para guiarlo. Al cortar debes dejar el margen de costura de 2,5 cm a lo largo del borde.

El siguiente paso es coser las piezas ya cortadas. Esta es la parte más complicada que te encontrarás, ya que deberás ser muy meticuloso a la hora de juntar las piezas. Procura que las costuras estén lo más próximas al extremo de cada parte de la piel. Si se sobreponen, es probable que aparezcan arrugas. Coser la piel de cuero te resultara laborioso. Por eso te aconsejamos que taladres previamente los agujeros antes de unirlos a otras piezas. 

Para perforar los agujeros en los cuales irán los cordones deberás hacer una separación de unos 2-2,5 cm entre agujero, para un total de cuatro a cada lado. Para realizarlo puedes utilizar una herramienta llamada “sacabocados”, que normalmente se usa para cinturones.

Una vez ya tenemos todas las piezas unidas sólo nos falta juntarlas a la suela. Esto lo lograremos en dos etapas:  primero dando pegamento de forma lenta y pausada pero de manera homogénea; y segundo, cosiendo la piel de cuero a la suela. Este proceso lo tendrás que realizar empleando la horma que previamente habías fabricado, para que te ayude como punto de referencia cuando cosas las costuras difíciles.

Cuando hayas terminado de unir las partes a la suela, recorta la tela y piel sobrante. Ya tendrías que poder ver tu obra maestra casi terminada. Sólo te faltaría darle el estilo que va con tu personalidad.

Fase de personalización y estilo del zapato

Como cada persona es un mundo no te vamos a decir cómo tienes que decorar tus propios zapatos. La clave está en desarrollar la creatividad de uno mismo, tanto en la forma del diseño como en los colores que vas a utilizar. Un consejo es que, en un trozo de madera, pongas los colores que te apetezcan e ir combinándolos hasta acertar con la mejor composición.

Usa cremas para pieles naturales ya que, además de nutrir la piel, le darán una viveza de colores única.

Consejos finales

La finalidad de este post no es que hagas un buen zapato sino que te los pases bien y ocupes tu tiempo de forma creativa y diferente. Así que no te frustres y diviértete.

O quién sabe, puede que hayas descubierto un diseñador de zapatos en ti y te conviertas en el próximo Manolo Blahnic. 

All comments

Leave a Reply